jueves, 28 de enero de 2010


Hoy les voy a pasar una receta que me envió Marcia quien ha probado varias recetas sin gluten (en realidad el crédito es para su amiga Mónica).
Ingredientes:
100 grs. de fécula de maíz
100 grs. de harina de mandioca
2 cdas. soperas de leche en polvo descremada
1 huevo
2 cdas. de aceite
sal
25 grs. de levadura fresca o 5 grs. (medio sobre) de levadura seca
un poquito de leche
Preparación:
Espumar la levadura con un poco de leche (40 cm³). Tamizar las harinas, colocar en un bowl y en el centro agregar los demás ingredientes, junto con la levadura. Integrar hasta formar una masa. Dejar leudar 15'. Desgasificar, colocar en una asadera y dar forma (Marcia la hace en la Essen y le sale bárbara); colocarle la salsa y dejar leudar nuevamente. Cocinar en horno fuerte (corona si estás usando la Essen) hasta que se dore por abajo y agregar el queso.
Sí, no dejés de buscar y probar... se puede!!

sábado, 23 de enero de 2010

Ideal para esta época tan calurosa, la Quiche Lorraine es una excelente alternativa para un almuerzo liviano.


(la foto no me pertenece, pero no encuentro a quién darle el crédito)
Ingredientes:
1 masa de tarta
12 lonjas de panceta ahumada
2 cebollas fileteadas
200 grs. de queso gruyere (o similar)
4 huevos
200 grs. de crema de leche
ciboulette picado
sal, pimienta y azucar
Preparación:
Colocar la masa en una tartera que pueda ir a la mesa. Pinchar y llevar al horno bien caliente por 5 minutos, para que se cocine a blanco. Bajar la temperatura del horno
Mientras tanto colocar la panceta en una sartén limpia y cocinar por ambos lados hasta que queden crocantes (truco: colóquelas entre hojas de papel de cocina y lleve al microondas por unos 3 o 4 minutos. Retire la panceta del papel y cuando entibien estarán crocantes). Picar la panceta.
En la misma sarten saltee las cebollas, que estarán finísimamente cortadas, junto con la sal y una cucharada de azucar (quedarán bellamente doradas).
En un bol bata ligeramente los huevos con la crema, adicione la panceta, las cebollas cocidas, el ciboulette, la pimienta y el queso rallado grueso.
Vierta todo sobre la masa y hornee unos 20 a 25 minutos. Es mejor comerla tibia o fría, acompañada con una fresca ensalada.

jueves, 21 de enero de 2010

Encontré este texto en Taringa!...
 
DEMÉTER (Ceres para los Romanos)
Diosa de las Cosechas, Madre Nutricia




Ella es sin duda la madre. Le encanta cocinar, pero por sobre todas las cosas, disfruta cuando las personas comen lo que ha hecho. Son las mujeres con un intenso sentido maternal. Son generosas. Ellas necesitan cuidar a los otros y suelen ser muy sensibles frente a las personas débiles, abandonados o necesitadas. Les cuesta decir que no, por lo tanto pueden estar en una relación abusiva sin darse cuenta. Suelen darle poca importancia de su sexualidad, a no ser que se active Afrodita. Sin embargo, son tiernas y amorosas, sumamente expresivas. Su tendencia al cuidado puede volver excesivas la manera en que cuidan, llegando a ejercer control sobre los demás.

Aspectos conflictivos
Aprender a no hacer todo por todos, saber delegar; Aceptar la autonomía de sus hijos. Tener precaución con sus hijos y no miedo o pánico; Ser cuidadosas con ellas mismas y saber escuchar sus propias necesidades; Decir que no cuando algo no quieren que suceda; Dar a la relación conyugal la importancia que tiene y Pensar en tener un día de salida matrimonial, sin sentir que abandona a los hijos.

martes, 19 de enero de 2010


La genoise es básicamente un bizcochuelo con manteca (en esta receta, además le ponemos leudante químico), pero ese mínimo agregado lo convierte en una base excelente, ya que mantiene su humedad por mucho tiempo y no se pegotea al pirotín donde lo cocinamos. Como toda preparación simple, es muy importante respetar las cantidades y la calidad de los ingredientes.
Esta receta es para 12 cupcakes grandes
Ingredientes
6 huevos
6 cdas. de azucar
esencia de vainilla (o de lo que quieras)
6 cdas. de harina leudante
30 grs. de manteca
Preparación:
Precalentar el horno a moderado
Batir las claras a nieve y reservar. Batir las yemas con el azúcar hasta que se blanqueen, perfumar. Unir las claras con movimientos envolventes, agregar el harina cernido. Aparte derretir la manteca, agregar unas cdas. del batido anterior para unificar e incorporárselo a los huevos. Volcar en los moldecitos y cocinar unos 12 minutos (más o menos, depende de tu horno y del tamaño de los pirotines).
Para el cumpleaños de mi hija, además hice una torta de unos 15 cm. de diámetro, la forré y decoré para montar allí las velas; el resto fueron cupcakes, que los chicos comieron encantados, sin desperdicios y que los padres se llevaron como souvenirs. Aquí las fotos:






lunes, 11 de enero de 2010


Dejando de lado las cuestiones técnicas y los regionalismos, sea como sea que las llames, las tartas saladas son una opción excelente para las comidas de verano. Yo suelo hacer varias a la vez (ya que prendo el horno...), consumo una parte y el resto las guardo en el freezer, cortada en porciones y envuelta en papel film.
Un consejo: no la trates de recalentar sin descongelarla primero; el centro es un permanente bloque de hielo mientras que se te recocinan los bordes.
Aquí va una deliciosa receta de tarta de pollo a la mostaza y queso, que es una comida completa para un almuerzo o cena de verano. Fría es muy rica también. Por ahora no te complico con la masa, esta vez la comprás y más adelante empezás a hacerla caserita
RECETA DE TARTA DE POLLO A LA MOSTAZA Y QUESO
Ingredientes:
1 masa de tarta hojaldrada
1 pollo hervido, deshilachado, desmechado, esmechado o como le digas
3 cebollas en ruedas
1 puerro en rueditas
3 cdas. de manteca
4 huevos enteros
3 cdas. de buena mostaza (si no es muy buena, sólo una)
5 cdas. de crema o queso crema
1 taza de queso senda, gruyere, tybo u holanda rallado (depende de tu gusto y presupuesto)
3 cdas. de queso rallado
sal, pimienta, si te gusta, semillas de kümmel
Preparación:
Transparentar en una sartén las cebollas y el puerro con la manteca, salar. Retirar del fuego e incorporar el pollo. Aparte batir los huevos con la mostaza, los quesos, la crema y condimentos; mezclar con la cebolla y el pollo. Forrar una tartera (o mejor aún, un molde con aro, tipo bizcochuelo) con la masa, colocar el relleno, tapar con la otra masa y pintar con huevo batido. Aquí a mí me gusta espolvorear con semillas aromáticas, sésamo o lino, para darle un toque diferente. Pinchar en varios lugares y colocar en horno moderado por una media hora, hasta que la masa esté bien dorada. Antes de cortar esta y todas las tartas, dejala reposar unos 10 minutos, para que no se desarme el relleno.

jueves, 7 de enero de 2010


Estamos en época de frutas de carozo; dos por tres cae alguien a casa con ciruelas, duraznos, pelones o damascos del árbol del fondo de la casa.
(a propósito...si tiene algo de patio, plante un árbol frutal: en primavera se vestirá de un sutil verde y se llenará de fragantes flores, en verano dará sombra y fruta fresca, y en invierno permitirá el paso de los rayos solares)
Esta es una deliciosa (y rendidora!) torta, que prepara una amiga de mi tía, la de Comodoro Rivadavia. Puede hacerla con ciruelas si le gustan las emociones fuertes, con fragantes pelones o duraznos, con damascos, o con cerezas ($5 el kilo en Trelew, una ganga!). En el título puse que es para llevar a la casa de las amigas, porque realmente con estas cantidades sale una asadera bastante grande; unas 20 porciones.

Streussel Kuchen
Ingredientes:
Fermento: 10 grs. de levadura seca + 50cc. de leche + una cdita de miel
Masa:
2 huevos
100 grs. de azucar
ralladura de limón
50 cc. de leche
100 cc. de crema de leche
500 grs. de harina
sal
Cubierta:
400 grs. de fruta fresca de carozo
200 grs. de harina
200 grs. de manteca fría
200 grs. de azucar rubia

Preparación:
Para el fermento mezcle los ingredientes, cubra con film y deje espumar por unos 15' en un lugar cálido.
Para la masa coloque en un bol los huevos, el azucar, la rallaura, la leche tibia y la crema. Adicionar el fermento. Batir con una cuchara de madera e ir agregando de a poco el harina con la sal, hasta formar una masa blanda. Amasar hasta que se note lisa. Cubrir y dejar reposar unos 30' en un lugar tibio.
Cubierta: por un lado lavar y descarozar la fruta; de acuerdo al tamaño se cortará en cuartos o mitades (enteras en el caso de las cerezas). Por otro lado con dos cuchillos (o un cornette) arenar la manteca fría con el harina y el azucar, hasta formar un granulado no muy fino.
Extender la masa de levadura con las manos en una asadera de horno (de las de bordes altos), de por lo menos 30x40, enmantecada. Con las puntas de los dedos marcar la superficie, haciendo unos huecos (ya hizo focaccia?)Colocar encima una capa muy generosa de fruta (después de la cocción achica) y distribuir la cubierta, o streussel. Dejar leudar al doble y cocinar en horno moderado 30 a 35 minutos. También puede comerse tibia.
Este texto pertenece a Karina Pugh Briceño, una cocinera venezolana, cuyo blog sigo con mucho placer.El blog se llama Paladar inteligente y te recomiendo que lo visites.

Nieta querida, hija de mi hija


Ahora que me preparo para dejar este mundo, y habiéndote querido tanto, quiero legarte una sabiduría a la cual llegan casi todas las mujeres y que por pudor, o por mezquindad, nos reservamos: la comida y el sexo son la misma cosa.

Tal vez pienses que lo que acabo de decir es un delirio, un devaneo de mis neuronas cansadas que se despiden, una exageración… Pero no, mi dulzura; es una verdad más grande que un templo y es mi obligación decírtelo. Tu madre no te lo dirá, tal vez tus amigas te lo sugieran, lo más seguro es que si algún día tienes una hija, lo descubra antes que tú y que yo; lo cierto es que el apetito carnal y el de alimentos, provienen del mismo oscuro y tibio rincón del alma.

Me jacto, a mis años, de poder deducir las virtudes (o carencias) de un hombre en las artes amatorias con sólo verlo comer. Esos hambrientos que devoran la comida sin siquiera detenerse a sentir lo que saborean, esos trogloditas que engullen en dos bocados hamburguesas llenas de salsas peligrosas y contradictorias, esos pobrehombres que no recuerdan en la cena lo que almorzaron, carecen del más elemental sentido de la estética a la hora de la horizontalidad. Despachan a sus mujeres como reses que van al matadero, y generalmente, tardan más en estornudar que en retozar. Huye de ellos, mi princesita, huye despavorida, que la tristeza de la carne es una de las más despiadadas y más difíciles de exorcizar.

En cambio, aquellos que pueden describirte con entusiasmo su plato favorito, o que atraviesan su ciudad en busca de un manjar que sólo encuentran luego de esa travesía urbana, esos que se gastan el dinero en delantales, en especias misteriosas, esos que no tiene miedo de probar nuevos sabores, son generalmente, y pese a que puedan tener un aire taciturno, genios de las sábanas, poetas de la voluptuosidad, fabricantes de mujeres felices y fieles, gourmets de las emociones.

A las mujeres también las conozco viéndolas comer. Esas adictas a la dieta, que prefieren morir antes de meterse un chocolate en la boca, me resultan tan patéticamente evidentes en su frialdad que me extraña que los sex symbol actuales respondan a esas medidas tan escasas de 90-60-90. Las obesas, otras pobres criaturas, están tan hambrientas de cariño, se sienten tan solas y desesperadas, que tanto a la hora de la comida como del amor, se convierten en depredadoras inescrupulosas. El punto medio, como en todo, es lo saludable: ni comer por aburrimiento o por soledad, ni dejar de comer por lo mismo.

Te recomiendo, mi nieta amada, entre otras cosas, adentrarte en los secretos de la cocina y descubrir así muchas cosas sobre el amor; ser vegetariana durante al menos un año en tu juventud para que aprendas a amar a los vegetales y para que sepas que con o sin carne, la gente puede ser feliz; ser omnívora en la adultez, para que aprendas que en la variedad está el gusto, y volver a los vegetales en la vejez, para que cuando te vayas de este mundo, te sientas ligera y saludable. Comer despacio siempre, en la lentitud, tanto de la mesa como de la cama, se encuentra la verdadera felicidad.

Descubrir nueva formas de cocinar es una manera de descubrir nuevas formas de amar, investiga, lee, experimenta, no tengas miedo. La comida y el sexo generan placeres y culpas equivalentes, deshazte de las últimas si no dañas a nadie ("nadie" te incluye a ti), si agredes a alguien, la culpa es un buen sentimiento que te guiará de regreso hacia la salud.

Por último, mi amor, sé cuidadosa, la sensatez es muy buena consejera cuando va acompañada por la emoción; jamás comas nada por obligación, siempre sé tú quien decida sobre tu cuerpo, cuídalo, protégelo, regálale experiencias hermosas y vitales, vincúlate con lo eterno a través de él y recuerda que tu abuela cocinera, que te amó tanto mientras vivió, te cuida desde el regazo del creador.

domingo, 3 de enero de 2010


Para que una ensalada se transforme en una comida light, debería idealmente contener todos los grupos de alimentos. Esto no es una receta propiamente dicha, son ideas sobre qué podés poner adentro de un bowl para almorzar liviano un mediodía de verano.
Ensalada completa light:
Ingredientes
#Lechugas varias: francesa, manteca, morada, capuchina o arrepollada
Verdes "amargos y picantes": Achicoria o radicheta, rúcula, berros, escarola fina, radichio
#Brotes: de soja, alfalfa, lentejas
#Tomate, zanahoria rallada, repollo, rabanitos, cebolla morada o de verdeo(elegi uno o varios)
#Alguna fruta: por ejemplo, manzana en dados o gajos, con cáscara, pasados por jugo de limón. También queda muy bien la naranja o el pomelo, pelados "a vivo"
#Cubitos de pan tostado o dos cucharadas de fideos o arroz hervidos (mejor integrales)
#Legumbres: lentejas, poroto de soja, garbanzos, porotos (vale abrir una lata). No más de una cucharada
# Proteínas animales: grillá unos 100 grs. de pollo o pescado (también puede ser hervido, o sobras de algo que hayas hecho al horno). También podés agregar atún al natural
# Dados de queso: unos 50 grs.
Para el aderezo: Batí en un bowl una cda. de mostaza, dos o tres cdas. de yogurt o queso blanco, sal, pimienta, un chorrito de agua, vinagre y dos cdas. de aceite de oliva.
Recapitulando...pensá en la pirámide nutricional, colocá más de lo que está abajo (excepto los cereales, estamos hablando de comida light!), menos de lo que está arriba, mezclá, aderezá y disfrutalo. Te puedo asegurar que es muy llenadora y que con las proteínas animales y el queso, no vas a tener hambre en muchas horas

Pirámide nutricional

sábado, 2 de enero de 2010


Cuando hace calor, y venimos comiendo como si no hubiera un mañana, nos gustaría almorzar más liviano, pero no nos resignamos a unas hojitas de lechuga...intentemos preparar ensaladas frescas, con ingredientes variados (vale usar las sobras de los festejos). Intentemos aderezos nuevos, combinaciones arriesgadas. Para empezar, la más completa y deliciosa de las ensaladas...
La Niçoise (por favor, pronuncie "nissuas")
Ingredientes y preparación para muchos comensales:
1/2 planta de lechuga morada (o cualquier otra)
1/2 planta de escarola fina
1 atado de rúcula
10 filetes de anchoas
200 grs. de atún en trozos
10 aceitunas negras descarozadas
3 papas hervidas sin pelar (o 10 papines)
200 grs. de chauchas hervidas
4 tomates peritas en gajos (o unos 10-12 cherry)
2 cebollas de verdeo
2 zanahorias ralladas
1/2 pimiento verde y 1/2 rojo en juliana fina
huevos duros (1/2 por persona o 2 de codorniz)
Colocar todos los ingredientes en una fuente amplia (si sos creativo, lo ponés en grupitos, o en franjas), rociar con el aderezo y colocar el resto en una salserita.
Para el aderezo:
5 cdas. de vinagre de vino
sal fina y pimienta molida
15 cdas. de aceite de oliva
1 cda. de mostaza
2 cdas. de ciboulette picada
1 cda. de estragón fresco o seco
Batir en un recipiente, con batidor de alambre; condimentar la ensalada